jueves, 26 de diciembre de 2013

Ya diciembre no me parece diciembre, me parece un agosto donde se festeja el año nuevo. No hay temperaturas frescas, ni la promesa de un invierno que nunca dura lo suficiente. Lejos están las largas madrugadas, la humedad en el rostro al salir a la calle y otras promesas que llegaban en esta época. Ahora está el recuerdo de esos días, pero no es suficiente.

3 comentarios:

Madson Cléber. dijo...

Enhorabuena por la poesía llena de sentimiento!

Madson Cléber. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yordanis Pelaez dijo...

Muy bonito y verdadero